A Jalones – Revista 3

Los avances tecnológicos han permitido que la comunicación sea global e instantánea, la información y el conocimiento están al alcance de todos, sin embargo, han dejado una gran pérdida de autenticidad e identidad en niños y jóvenes. Bajo este contexto, es la docencia la que, en el ámbito artístico debe exigirse un trabajo arduo para formar a individuos con pensamiento crítico, seguros de sí mismos y auténticos, que aporten a nuestra sociedad de manera creativa y positiva.

El arte como medio de expresión ha sido un elemento fundamental en el desarrollo de nuestra sociedad, con el paso de los años lo hemos transformado para adaptarlo a nuestras necesidades e ideales. Hoy en día, es indispensable en la formación de las personas desde edades tempranas, pues se ha demostrado sus beneficios en el desarrollo cognitivo y emocional del ser humano.

Udolf Arnheim, educador en el campo de las artes plásticas y psicólogo, entiende a los sentidos como la base sobre la cual se construye la vida cognitiva, y a las artes como los medios
idóneos para enriquecer las experiencias sensitivas.

Se concibe, entonces, la importancia de incluirla en el proceso de enseñanza aprendizaje, pues la expresión artística promueve el desarrollo de potencialidades, adaptándose a las distintas perspectivas y necesidades que cada ser humano tiene, respondiendo a una educación integral e inclusiva que permita el desarrollo de individuos emocionalmente equilibrados, competentes, reflexivos y creativos.

Por otra parte, actualmente, debido a que el mundo entero atraviesa una serie de dificultades como consecuencia de la pandemia, se ha notado el deterioro emocional de niños, jóvenes, adultos y ancianos, pues cada uno se ha expuesto a diferentes conflictos.

Aquí es donde la expresión artística ha renacido para muchos como medio para exteriorizar su estado emocional, sus anhelos y sus temores, convirtiéndose en un espacio de reflexión y en muchos casos de terapia.

El ser humano desde el inicio de los tiempos ha recurrido al arte para transformar los espacios que los rodean, para satisfacer sus necesidades, adaptarse a la sociedad y avanzar en ella. Por tanto, el desarrollo de proyectos artísticos, donde se involucran a varias personas en el proceso creativo, promueve continuamente una sociedad más reflexiva y empática ante las dificultades.

Mgs. María Guamán
Docente de la carrera de Diseño Gráfico del Instituto
Superior Tecnológico Daniel Alvarez Burneo

¿Cuánto te ha gustado este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: